Saltar al contingut Saltar a la navegació

Espacios y proyectos

Centre d’Art i Natura de Farrera (CAN)

El Centre d’Art i Natura de Farrera (CAN) es una residencia de trabajo para artistas e investigadores de todo el mundo, abierta a todas las disciplinas de creación, investigación y estudio. Dispone de equipamientos residenciales para estancias individuales y en grupo, y de talleres donde desarrollar proyectos. Además del servicio de residencia, el CAN también programa becas e intercambios, cursos y seminarios, exposiciones de su fondo de arte, espectáculos y presentaciones, y promueve y edita publicaciones propias.

El Centre d’Art i Natura es el lugar perfecto para ordenar ideas, leer y poder saber lo que se quiere hacer, escribir o pintar. Aislado en lo alto de la montaña, el residente no debe preocuparse por nada más que no sea poder realizar lo que quiere hacer.

El CAN dispone, principalmente, de dos espacios distintos de residencia: el Estudi y el anexo de La Bastida. El Estudi es el antiguo apartamento del maestro de cuando en Farrera había escuela (se cerró en 1964), rehabilitado en 1994. El anexo de La Bastida es el único espacio de nueva planta (edificado sobre los escombros de un antiguo pajar). Excepcionalmente, también se dispone de Casa Ramon, que es una antigua casa familiar que conserva la estructura tradicional con techado de madera. Los espacios residenciales están equipados con todo el menaje que se puede necesitar para una estancia agradable (cocina, baño, utensilios varios…). 

Embarrat

Embarrat es un festival interdisciplinar y transversal, y el escaparate de la creación artística contemporánea más emergente.

Es el espacio del pensamiento —abierto a todos los públicos— que reflexiona en torno a la complejidad del mundo que nos ha tocado vivir.

Es la exploración de nuevos caminos, de los márgenes y los terrenos desconocidos, y es la expresión del arte vital que debe conducirnos hacia una sociedad más inclusiva y más justa.

Embarrat fue creado por Jesús Vilamajó y Natàlia Lloreta, en 2014, y desde entonces ha contado con la inestimable colaboración del Ayuntamiento de Tàrrega y el Museu Trepat, así como de la Diputación de Lleida y la Generalitat de Catalunya.

Las temáticas que se han abordado en las distintas ediciones de Embarrat son: el capital (2014), la alienación (2015), en desuso (2016), as slow as possible (2017), el silencio (2018), el progreso (2019) y el poder (2020).

Mas Blanch i Jové

Mas Blanch i Jové es una bodega alimentada 100 % con energía solar y con un carácter único en Catalunya. A través del proyecto La Viña de los Artistas, Mas Blanch i Jové, pequeño elaborador de unos vinos ecológicos y personales de altura (los viñedos están situados a más de 700 m de altitud), consigue fusionar el paisaje mediterráneo de montaña de Les Garrigues con el arte y el vino. La bodega está diseñada por el artista Josep Guinovart y, entre los campos de olivos, los viñedos y el interior de la bodega, podréis ver obras de artistas como el propio Guinovart, Frederic Amat, Susana Solano, Joan Brossa, Carles Santos, Carlos Pazos, Eva Lootz o Evru, entre otros. Ofrecen una experiencia sensorial que va mucho más allá de una sala de exposiciones al aire libre: un concepto único que une territorio, gastronomía, ecología, cultura y vino para el goce de todos los sentidos. 

Lo Pardal. Fundació Guillem Viladot

Lo Pardal es la casa de la poesía visual. Ahora, lleno de ilusión y deseo, me siento feliz, no porque los poderes decisorios y las instituciones hayan reconocido mi trabajo, sino porque este me ha conducido a un estado angélico de creatividad: estar conmigo mismo con los lenguajes que amo: la palabra como una esencialidad de nuestra condición y la imagen como un sistema de signos que ultrapasan la pura alfabetización.

Guillem Viladot

 

En 1992, el artista Guillem Viladot hizo adecuar un antiguo edificio del centro de Agramunt para convertirlo en Lo Pardal: la Casa de la Poesía Visual. A este primer espacio se sumaron dos más que, muy de prisa, se llenaron de sus creaciones.

Dos años después de la muerte de Guillem Viladot, se constituyó una fundación con su nombre, para preservar, difundir y repensar el legado cultural del artista de Agramunt, y, también, para convertir los edificios de Lo Pardal en espacios comprometidos con los lenguajes contemporáneos y el arte del presente. 

En la actualidad, la Fundación Viladot combina proyectos expositivos en los que está presente el artista de Agramunt con propuestas de creadores contemporáneos que aprovechan la sala de exposiciones temporales de Lo Pardal para mostrar sus proyectos.