Saltar al contingut Saltar a la navegació

Presentación

El centro

El Centre d’Art la Panera es una plataforma de producción y difusión de las artes visuales contemporáneas que desborda el hecho expositivo, se posiciona en la intersección de la investigación y la creación con la educación y los programas públicos, y produce proyectos artísticos en contextos tan variados como escuelas, centros de salud o servicios comunitarios.

Es un equipamiento público, fruto de la cooperación entre el Ayuntamiento de Lleida y el Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, que se integra en la Xarxa de Centres d’Arts Visuals de Catalunya. Se inaugura en el año 2003 y recoge el proyecto de la Biennal d’Art Leandre Cristòfol que la ciudad de Lleida inició en 1997, a partir del cual se construye el fondo del Centre d’Art la Panera, que reúne trabajos de los artistas más representativos de la escena artística peninsular, amplía su alcance a países limítrofes como Portugal y Marruecos, y hasta se enmarca en un concepto difuso de «mediterraneidad y el sur de Europa».

Su programación pone el acento en prácticas que desafían el acto de ser expuestas y también el de ser patrimonializadas, ya sea porque se basan en procesos eminentemente inmateriales o porque se trata de experiencias que abren una puerta a los «heterónimos del arte», esto es, a la incorporación de líneas de fuga y derivas con las que el propio arte desafía la posibilidad de articularse como un campo propio y se relaciona con otras disciplinas. Es en este sentido que, desde el Centre de Documentació, se pone una atención especial a los vínculos del arte con la tipografía, las artes gráficas y la edición, tanto en lo que hace referencia a los proyectos expositivos, como a la definición y configuración de un fondo de ediciones especiales y de libros de artista.

La Panera vela por la creación del territorio, refleja y pone en circulación una cultura crítica, y facilita espacios de intercambio a partir de los intereses divergentes que atraviesan el ámbito local, con la finalidad última de potenciar aún más la vinculación entre estos, las propuestas del centro y la escena artística global. Construye presentes que superan la narración unívoca y hegemónica de la contemporaneidad, en el cruce entre el pasado, al que hace referencia, y el futuro, por el que apuesta.

El edificio

El edificio de La Panera fue construido entre los siglos XII y XIII, durante la época del Consolat, uno de los momentos más prósperos de la economía medieval de Lleida. El Almodí, como se llamaba al edificio, era la lonja de contratación de la ciudad y el centro de todo tipo de transacciones: cereales, aceite, uva… De la construcción medieval se conserva la columnata: 21 columnas de piedra de 5,70 metros de alto.
En 1606 el Almodí fue adquirido por la canonjía de la Catedral, se levantó una nueva planta sobre la columnata del antiguo Almodí y se construyó un cierre perimetral, que le dio el actual aspecto exterior. El edificio era utilizado para almacenar y vender los productos recolectados por los canónigos y de aquí su nombre, La Panera dels Canonges.
Con la Desamortización de 1835, La Panera pasó a ser propiedad de la Paeria, que cedió el edificio al Ejército y se destinó a caserna militar de la Caballería en el año 1860. Posteriormente, fue caserna de la Policía Nacional hasta que a finales de los años ochenta volvió a manos de la Paeria y se decidió destinarlo a centro de arte. Su remodelación actual ha permitido recuperar la columnata medieval con toda su magnificencia.

La Xarxa